Prisionero japones

Esta es una de las postales más tristemente impactantes que dejó la Segunda Guerra Mundial. Se trata de un testimonio de la victoria estadounidense sobre el Japón, en agosto de 1945.

En la fotografía, se puede observar a un prisionero de guerra japonés bañándose con baldes de agua y jabón enfrente de una multitud de soldados norteamericanos.

La humillación sufrida por el nipón es solo una pequeña muestra de la crueldad que acompañó al conflicto bélico más grande de la historia.

Publicado en: Imagenes

Comentar