Las cabezas de Pascua

Arqueólogos y expertos siempre han supuesto que, en la Isla de Pascua, situada a 2000 kilómetros al norte de Chile, había más estatuas que las 887 descubiertas hasta el momento. Sin embargo, nunca sospecharon que existiesen más que las cabezas. En octubre de 2011, un proyecto de investigación reveló que aquellas tenían cuerpo: resultó ser que las figuras completas estaban enterradas. Así, las estatuas en realidad eran mucho más grandes de lo imaginado.

Algunas fotografías muestran cómo se llevó a cabo el proceso para desenterrar las partes de las figuras que yacían bajo suelo. El blog Thinkbox mostró las fotos de la excavación, lo que provocó un debate en línea acerca de si la evidencia de las estatuas de cuerpo entero es en realidad una noticia. De alguna manera, se barajaba la posibilidad de que ya se hubiera sabido de la existencia de las figuras desde antes y que, aún así, se hubiera ocultado a la comunidad.

A pesar de que la presencia de los petroglifos se conocía desde hace décadas, algunas de las inscripciones que han sido descubiertas recientemente en las efigies nuevas parecen ser bastante singulares. Los expertos analizaron más de 1000 estatuas, pero sólo en dos de ellas encontraron múltiples petroglifos, mientras que en el resto estos dibujos aparecían solos. Investigadores de larga data aseguraron que el símbolo encontrado representaba el sol y el arco iris. Este tipo de imagen era conocida como “el anillo y el cinturón”; el hecho de que tuviera un nombre fijo nos da la idea de que se trataba de un patrón de dibujo que ya había aparecido en otras ocasiones, quizás en otras culturas.

Por otra parte, las excavaciones dieron nuevas pistas acerca de cómo la civilización rapa nui se las había arreglado para manipular pesadas estatuas y colocarlas en un lugar determinado con recursos tecnológicos limitados. El equipo también encontró vértebras de atún al fondo de una perforación reciente; esto sustenta las afirmaciones de la comunidad de descendientes de los rapa nui, que sostiene que los talladores de estatuas eran recompensados con comida por sus esfuerzos.Más allá de especulaciones e historias descabelladas como aquella que aseguraba que las estatuas habían sido obra de grupos alienígenas, el misterio de la isla de Pascua atrae cada año miles de turistas de todo el mundo. A pesar de que quizás pueden romper el encanto que guarda este secreto, los expertos continúan intentando revelar el sentido de los petroglifos y las razones por las que las estatuas quedaron al cubierto durante tanto tiempo.

Publicado en: Artículos

1 Comentario en "Las cabezas de Pascua"

Trackback | Comments RSS Feed

  1. CadForCam dice:

    Es impresionante lo que las antiguas civilizaciones podían hacer con los medios de que disponían.

Comentar