Bar en Arbol

¿Cansado de ir siempre al mismo bar a tomar algo con amigos? Una solución práctica es encontrar algún nuevo lugar. Algo inusual para romper el hábito. Y si se anduviera por Sudáfrica podría ser yendo al “Big Baobab Bar”.

Baobab-Bar

El baobab -un árbol gigante que puede llegar a medir 30 metros de alto- es característico en la fauna del continente Africano. A fines de los ochenta, en Modjadjiskloof  -localidad de Pomplona, Sudafrica- la pareja holandesa Van Heerden encontró dentro de la granja donde ellos viven a un baobab gigante que en su interior poseía una cueva.

El Baobab -que vive miles de años- nunca detiene su crecimiento. Y este en particular fue hallado por la pareja holandesa con mil setecientos años de edad, siendo uno de los más longevos del mundo.

En su interior encontraron objetos que datan de 600 años de antiguedad . No tuvieron mejor idea que limpiarlo, ambientarlo y convertirlo en un bar abierto al público.

baobab-bar-m

A diferencia de lo que pudiera pensarse, el Big Baobab Bar se generó con poca intervención humana: cada mil años el árbol desprende gran parte de su interior, generando huecos internos a modo de cueva. Y es por eso que lo llaman “El Árbol de la Vida”, gracias a su capacidad de brindar refugio y protección.

Ambientándolo con taburetes, mesas, música, una barra y hasta un tablero de dardos, el Big Baobab Bar funciona todo el año, desde 1993. Donde siete mil turistas se acercan anualmente.

15-300x213

En su interior entran 15 personas. Y actualmente, la entrada es de 20 rands -la moneda Sudafricana- equivalente a un dólar con ochenta.

Sus paredes son de dos metros de espesor. A pesar de los miles de años y la evolución humana, la función del árbol continúa siendo la misma; brindar refugio a los seres humanos.

 

Publicado en: Artículos

Comentar